Metodología

Lo mas importante en un proceso de infusión de competencia global en el curriculum, en nuestros días,  es la manera como hacemos las cosas en nuestros lugares de aprendizaje, es tener claro que tenemos que tener el mundo muy presente en nuestras mentes siempre y modelar en los niños nuestra curiosidad y nuestra preocupación genuina por su bienestar. Los niños aprenden mucho mas de lo que nos ven hacer a nosotros sus guías y mentores, que de lo que les digamos que hagan.

Además de esto, es indispensable no solo el sentimiento empático y la preocupación por lo que pasa en nuestro mundo, sino cultivar en nuestros  niños desde pequeños el hábito mental de querer comprender sobre el mundo, de conectar lo local con lo global y de adquirir la disposición  clara y sostenible de querer hacer algo al respecto, es decir ¡¡ACTUAR!!

Por esto vamos a trabajar desde una cultura de pensamiento en las escuelas y jardines, teniendo en cuenta:

  • la experiencia, conocimientos previos y sus expectativas.
  • planificando de forma congruente las actividades.
  • potenciando el pensamiento crítico y la automía.
  • favoreciendo las actitudes y comportamientos positivos hacía el respeto de uno mismo, de los demás y de nuestras diferencias, así como de las culturas del mundo.
  • aprovechando las oportunidades de aprendizaje en el aula como las propuestas en el blog.
  • moldeando los procesos de aprendizaje y el pensamiento para desarrollar una experiencia autentica de la comprensión de la globalización adaptada a sus edades y capacidades.
  • creando un vocabulario y fomentando un lenguaje concreto sobre el tema.
  • aportando un entorno físico, en el aula y virtual, en el blog que refuerce estos aprendizajes.
  • fomentando interacciones entre los niños en nuestra escuela y/o jardín y con otros niños del mundo.

En definitiva, creando una auténtica cultura de pensamiento en nuestras escuelas, encaminada al desarrollo de la competencia global de nuestros niños.

 

 

 

Anuncios